LIENZO
DE AMATE.

El códice contemplativo de la creación envuelve nuestras botellas. el papel de amate es un arte milenario. Así es como los símbolos que sobre él se escriben explican nuestra historia, cantares y contumbres del centro y sureste de Méjico.

ARTE MAESTRO PRECOLOMBINO

El papel amate (en náhuatl: ámatl) es un tipo de papel vegetal cuyo origen se remonta en México1a la época prehispánica de Mesoamérica.

El papel amate se realiza de modo artesanal, aplastando las cortezas de los jonotes blanco y rojo (Ficus cotinifolia y Ficus padifolia), mismas que se cuecen en agua con cal. El resultado es una lámina vegetal fibrosa de colores que van del marrón oscuro al amarillo paja.

En época prehispánica y al principio de la colonia, el papel amate se elaboraba utilizando la corteza interna de otros árboles como ficus y morus.

Hoy en día se puede encontrar en la comunidad Otomi San Pablito del municipio de Pahuatlán perteneciente al estado de Puebla, la manufactura del papel amate como una forma de artesanía y fomento al turismo.

Los aztecas utilizaron ámpliamente el papel, que llamaban amatl, derivado de la lengua nahua, para escribir las gestas de sus héroes y para sus ritos religiosos y sagrados. Poco se sabe de cuando los Mayas empezaron a fabricar papel, que llamaban huun. Los toltecas lo usaron desde tiempos remotos, al igual que otros pueblos de México.